jueves, 4 de agosto de 2016

5 de Agosto de 2016. Llegada a la isla de Bohol y nuestra cabaña en la jungla

Ayer el blog se quedó en el Aeropuerto de Manila, terminal 4, donde creíamos que salía nuestro vuelo, pero al parecer nos habíamos despistado, era la terminal 3, así que hemos cogido un taxi para ir de una a otra, sólo 1,5 euros. Una vez facturados aún nos quedaban unas horas para la salida de nuestro avión a Tagbilaran, capital de Bohol y hemos aprovechado para desayunar y andar de arriba a abajo las instalaciones.

Interior de la terminal 3 de Manila

El vuelo, de una hora y media de duración, lo hemos pasado durmiendo ya que en el autobús apenas echamos unas cabezaditas. Al llegar a Bohol nos esperaba un empleado del hotel que nos ha llevado hasta el Loboc River Resort. A las 3 de la tarde ya estábamos en nuestra cabaña con vistas al río desde su coqueta terraza. La verdad es que es una pasada de chulo.

Nuestro avión

La isla es calurosa y en la jungla hay mucha humedad como no podía ser de otra forma y de hecho, a las 18,30 ha empezado a llover y se podía oír una tormenta aunque algo lejana,

Esta isla sufrió un importante terremoto en octubre de 2013 que llegó a destrozar, entre otras muchas cosas, la iglesia colonial de Tagbilarán que ahora ya está casi rehabilitada. Por si fuera poco enseguida, en Noviembre, tuvieron la visita del famoso huracán Yolanda, Gracias a Dios ya más debilitado tras el desastre que ocasionó en la ciudad de Taclobán en la isla vecina de Leyte y que fue noticia durante tanto tiempo por sus vientos de más de 350 kilómetros por hora. Nos contaba el conductor su experiencia personal que le pilló encima de un barco en el río... parece que lo van superando y esperan que el turismo sea su futura tabla de salvación. De momento pinta bien.

La pequeña terminal de Tagbilarán. Apenas recibe pocos vuelos ya que muchos de los turistas llegan por barco desde la vecina Cebú

Se trata de un pequeño Resort de Cabañas junto al río, muy bien de precio y que dado que está en donde se inicia la jungla parecía ideal. 

Ya hemos arreglado un tour para mañana por la mañana, así que esta tarde nos hemos dado una vuelta por las instalaciones del complejo que incluso tiene una isla con monos en libertad a los que alimentan cada día, como a las gallinas a las que puedes acompañar a las 17,00 para darles de comer, aunque ésto último lo hemos obviado....

Al fondo a la derecha está nuestra cabaña



Dentro del resort. Pura jungla



Hemos dado una vuelta por la zona...

Los monos muy juguetones, mañana los veremos con calma.

 Atardecer en el rio Loboc

Desde el embarcadero del complejo

Por la noche cenamos junto al río, en la misma mesa donde Marta ha tomado una Coca  Cola y yo un Gin Tónica, éste último por el escandaloso precio de 1'40 euros...no está muy fuerte, como a mí me gusta..

Tomándome un Gin Tonic.. Realmente relajado, hoy era un dia de transición 

Al final han pasado 20 horas desde nuestra salida de Benaue hasta la llegada a Bohol, pero debo decir que no nos hemos aburrido y ahora ya esperamos la hora de ir a dormir y recuperar el sueño perdido  Mañana nos espera un día interesante, con muchas cosas que sé que nos van a sorprender y ademàs vamos a tener la oportunidad de conocer a un animal que sólo habita en esta isla y que en mi caso particular ha sido la principal razón de venir a Bohol. Mañana os lo cuento...

1 comentario:

  1. Joder Indiana Jones, me tienes enganchado con tus fotos...

    ResponderEliminar